El estudio, que recoge datos demográficos y terapéuticos de 10.675 pacientes con cáncer de mama en 35 hospitales durante el periodo 1998-2001 y su evolución hasta el año 2007, destaca el aumento de los casos diagnosticados en fases menos avanzadas, lo que, según